Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Flickr Síguenos en Youtube Suscríbete por RSS

Me he olvidado de… ¿es el primer síntoma del Alzheimer?

Categoría: Alzheimer,ancianos,asistidos,dependencia,geriatrico,mayores,remolinos,tercera edad,zaragoza — Isabel Pereda @ 10:15 am 20 abril, 2018

Lo primero que nos llama la atención en una persona que padece el Alzheimer (enfermedad neurodegenerativa) son los problemas de memoria. Habitualmente los fallos de memoria se refieren a costumbres y hechos recientes (no sé dónde he dejado un objeto, no recuerdo qué he comido,…) ¿Cómo podemos saber si los olvidos que tenemos tienen alguna relación con ésta enfermedad tan cruel como es el Alzheimer? o ¿es normal por el mismo ritmo de vida que llevamos que se produzcan olvidos?

sabemos que para mantener el cerebro joven, es imprescindible tener un riego sanguíneo saludable

 

 

Lo cierto es que podemos diferenciar entre lo que son olvidos “normales” debidos al cansancio, al estrés, a la edad,…y los que son olvidos como los que sufre una persona que padece Alzheimer.

Lo que es un olvido normal requiere de pocos minutos para situarse de nuevo y los relacionados con el Alzheimer, lo que conlleva a la corta o a la larga, una dependencia, no permite llevar una forma de vivir normal. Los olvidos se van convirtiendo cada vez en más frecuentes. La persona que padece Alzheimer no reconoce haberse olvidado de nada.

Generalmente, un enfermo de Alzheimer pregunta varias veces seguidas la misma cosa (por el motivo de que ha olvidado que ya lo ha preguntado), no recuerda dónde ha dejado un objeto porque habitualmente lo deposita en un lugar inadecuado (como dejar una cuchara en el baño), sufre pérdida de vocabulario en el sentido de que no recuerda palabras de uso común al mismo tiempo que está hablando, quizás no recuerde que hace un rato ha tenido visita en casa de uno de sus hijos, …

Si queremos ejercitar nuestro cerebro igual que la actividad motriz desarrolla nuestro físico, os invito a ver el artículo http://www.residenciaremolinos.com/blog/2013/7-ejercicios-para-poner-freno-al-alzheimer/ en el que encontrareis 7 ejemplos de ejercicios para ayudar al desarrollo de las funciones cognitivas mediante el establecimiento de nuevas conexiones nerviosas y redes neuronales. De ésta manera en nuestra residencia de la tercera edad en Zaragoza, conseguimos que nuestros mayores, con mayor o menor grado de dependencia,  sean válidos o asistidos,  desarrollen en la medida de sus posibilidades, un envejecimiento activo.

 

7 pautas para movilizar a personas dependientes

Son numerosas las ocasiones que nos encontramos con personas que sufren algún tipo de incapacidad física y/o psíquica para moverse por sí mismos. Es conveniente tener en consideración algunas pautas, tanto en una residencia de la tercera edad, como es nuestro caso, como en nuestro domicilio si somos cuidadores de una persona dependiente.

A efectos de disminuir el riesgo de lesiones, tanto en el cuidador como en la persona con dependencia, lo mejor es contar con la colaboración de otra persona.

Así, como pautas generales, queremos hacer hincapié en las siguientes:

  • Colocar los piés uno al lado del otro, pero separados y por la zona posterior a la persona que queremos movilizar.
  • Mantener la espalda recta y las rodillas en flexión. De ésta forma conseguiremos que la columna vertebral, los músculos y el abdomen estén en una colocación correcta con lo que evitaremos posibles hernias o lesiones de espalda.
  • Mantendremos la cabeza en alineación con la columna vertebral.
  • El cuello también debe seguir la alineación de la espalda.
  • Los brazos, manos y dedos han de extenderse manteniendo brazos y codos al lado del cuerpo, concentrando el peso en los pies.
  • Empezaremos el movimiento con el apoyo del pié trasero cambiando el pié                                                                                     delantero en el sentido que hagamos el movimiento
  • En caso de que uno no pueda proceder a la movilización buscará la ayuda de otra persona pero siempre coordinando el movimiento en la misma dirección.

    Debemos saber si la persona encamada va a cooperar o no para realizar el cambio postural.

Pretendemos aportar información sobre cuidados y atención en la tercera edad , de movilizaciones, de alzheimer, de demencia senil, en caso de una fractura de cadera, de reminiscencia, de nutrición, de aspectos médicos,… que nos es válido en nuestro ámbito de trabajo (residencia) pero que también  sirve a aquellas personas que por sus circunstancias familiares tienen que asumir el papel de cuidadores en casa.

Puedes decirme si algún tema en particular que te preocupa? ¿qué problemas se te presentan en casa? Pienso que ésta es una buena herramienta para que consultes todo lo que te pueda preocupar, interesar, conocer,…

 

7 Iniciativas para superar la Depresión en la tercera edad

Categoría: Alzheimer,ancianos,asistidos,dependencia,geriatrico,mayores,remolinos,residencia,tercera edad,zaragoza — Isabel Pereda @ 2:49 pm 2 abril, 2018

Generalmente, nos acomodamos en la creencia de que los ancianos, válidos o asistidos,  tengan o no dependencia, no sufren depresiones o que si las sufren son de poca importancia y simplemente atribuibles a la edad.

Se cree que las personas mayores sólo padecen otros tipos de enfermedades, enfermedades que pueden controlar con tratamiento médico, pero, tal idea es errónea, pues la depresión es bastante frecuente en el grupo de personas que denominamos tercera edad, presentando síntomas similares a los de un adulto no anciano.

Hay que estar pendientes, observar,.. por si aparece éste problema, para poder administrar un tratamiento adecuado, siempre bajo prescripción médica.

Los síntomas pueden ser psicológicos y/o somáticos (corporales). Así pues, podemos observar cambios en el humor, tristeza, transtornos del apetito, pérdida de interés, sentimientos de culpa, problemas de sueño, falta de energía, …

Existen varios factores que pueden desencadenar una depresión: problemas de salud que pueden dar lugar a pérdida de autonomía, a una dependencia física; pérdida de seres queridos o de amigos, con la obligatoriedad de procesar el duelo por esa pérdida; problemas económicos; cambios en las conexiones neuronales,…

Lo habitual es que el mayor no sepa expresar lo que le pasa y manifieste malestar general, dolores, mareos,… lo que conlleva sentimientos negativos y un sufrimiento personal que afecta a la calidad de vida del anciano. Una depresión en la tercera edad causa problemas en el tratamiento de enfermedades, existiendo un mayor riesgo de suicidio y un mayor índice de mortalidad en el grupo que la padece.

Para paliar los efectos de la depresión, pondremos en práctica las siguientes iniciativas:

*Intentar hacer ejercicio regularmente y hacer actividades agradables

*Mantener buenos hábitos de sueño

*Vigilar los síntomas y ver si empeoran o mejoran para que un especialista nos oriente cómo encararlo

*No consumir alcohol ni drogas

*Tener a nuestro lado a personas positivas, cariñosas y optimistas

*Hablar con alguien de confianza de nuestros pensamientos, sentimientos,…

*Tomar sólo la medicación que nos hayan prescrito y observar si hay efectos secundarios

El trabajar a nivel multidisciplinar (médico, enfermera, cuidadoras, terapeutas, psicólogo,…), como hacemos en nuestra residencia de Zaragoza, y a nivel personal e individualizado con cada uno de nuestros mayores, se puede conseguir, por lo general, aumentar el nivel de calidad de vida de cada uno de ellos.

Como veis, en éste blog, analizamos diferentes temas relacionados con la tercera edad, el alzheimer,  movilizaciones, reminiscencia, nutrición, aspectos médicos,… dirigido a la atención de las personas mayores,  Tams que son válidos para trabajar en geriátricos, pero también en vuestro domicilio si teneis a una persona mayor a vuestro cargo, pero me gustaría saber si hay algún tema en particular que os interese. ¿qué problemas se os presentan en casa, en el día a día, con el cuidado de vuestros mayores? Nuestro trabajo es en la residencia de Zaragoza, pero  pretendemos ofrecer una herramienta de consulta a todos los que precisan una orientación para cuidarlos en casa.

 

Es erróneo pensar que los mayores no sufren depresión: es más frecuente de lo que se cree y debemos observar y trabajar en ello individualmente para conseguir la máxima calidad de vida en ésta última etapa de nuestra vida.

 

 

La depresión en los ancianos es más frecuente de lo que pensamos: quizás no son conscientes de ello, pero presentan algunos síntomas…

Envejecer en casa

Categoría: Alzheimer,ancianos,asistidos,dependencia,geriatrico,mayores,remolinos,residencia,tercera edad,zaragoza — Isabel Pereda @ 9:47 am 7 marzo, 2018

A todo el mundo le gustaría envejecer y pasar ese proceso en su propia casa, sin embargo, esto implica muchos retos cuando se trata de cuidar de la persona mayor, sobre todo cuando existe algún grado de dependencia.  En España existe un servicio de ayuda a domicilio y este intenta adaptarse a las circunstancias de cada persona para brindar un cuidado especializado como podría ser el que recibe una persona en una residencia especializada de mayores.

La gerontología recomienda pasar la vejez en casa, y eso es algo que la mayoría de personas desearían. Abandonar el entorno habitual puede hacer sentir a las personas desarraigo y eso conlleva problemas emocionales como depresión o ansiedad. Los cuidadores familiares son las personas que de forma tradicional se han responsabilizado de cuidar y velar por la salud de mayor en su propio domicilio. Sin embargo, los ritmos de vida hoy en día, el aumento de personas mayores de 65 años y la dificultad económica, muchas personas no pueden dejar un puesto de trabajo para poder cuidar a sus familiares. En el caso de las personas que por voluntad asumen este cuidado muchas veces necesitan ayuda externa para cuidar su propia salud, debido a la cantidad de trabajo que requiere esta labor y muchas veces compaginada con otros trabajos. En este momento es cuando aparece la opción de ayuda a domicilio, la cual tiene una gama muy amplia en función del grado de dependencia de la persona mayor. También requiere valorar bien los conocimientos y la profesionalidad de la persona que presta este servicio de cuidado. No es lo mismo cuidar a un mayor que se vale por sí mismo que cuidar a una persona con alzheimer o con alguna dependencia severa. Muchas veces se presenta también esta opción de ayuda a domicilio cuando las personas mayores se niegan a ir a una residencia de ancianos, incluso sabiendo que estas pueden ofrecer mayores beneficios.

Todas las comunidades autónomas en España tienen servicios públicos de ayuda a domicilio, algunos son parte de los servicios prestados por la ley de dependencia. En el Ayuntamiento de cualquier población donde resida la persona mayor se puede solicitar información sobre la ayuda a domicilio. Este servicio es competencia de las administraciones públicas y suelen realizarse a través de convenios con empresas privadas u organizaciones como Cáritas o Cruz Roja. Este servicio suele ser la opción más económica, incluso gratuitas o con un coste parcial de la ayuda según cada caso.

También podemos encontrar empresas privadas de ayuda a domicilio, pero los servicios informales están creciendo de forma descontrolada debido a la gran demanda que hay y a que el cuidado de personas mayores se ha convertido en una opción de trabajo en tiempos de crisis. El error más común es creer que los servicios de cuidado a personas mayores no requieren de mucho conocimiento, pero la realidad es que es necesario según el grado de profesionalización para poder atender con seguridad cumpliendo las normas de seguridad y respeto a las personas mayores en su domicilio.

Para contrarrestar esta situación los ayuntamientos y consejerías de salud han empezado a ofrecer cursos de capacitación para cuidadores informales, y de esta forma conciliar las ofertas del mercado laboral con la necesidad de transformar esta labor a niveles competentes que aseguren el bienestar y la salud de los ancianos.  Siempre que decidamos contactar una empresa privada deberíamos exigir el título de capacitación del cuidador. También se aconseja pedir un contrato en el que se detallen los servicios, horarios y precio total de la ayuda asistencial.

Los puntos que deberíamos tener en cuenta son:

  • Preguntar a los servicios sociales del Ayuntamiento. Informarse de los requisitos y documentación para este servicio.
  • Entender la situación que nos toca ya que aunque es un servicio público pueden exigirnos una modalidad de co-pago.
  • Asegurarse que el cuidador tiene la experiencia y titulación necesaria.
  • Nunca seguir a empresas que no sean transparentes con la documentación o que no nos entreguen facturas.
  • Exigir un contrato por servicios prestados y comprobar que se mencionen los horarios y el coste.
  • La teleasistencia es válida cuando la dependencia de la persona mayor no sea muy alta.

 

Y siempre que vuestros mayores necesiten una asistencia más personalizada podéis contar con nosotros. En Residencia Remolinos podéis contar con nuestra profesionalidad pero sobretodo con nuestro apoyo para que nuestros mayores se sientan como en casa.

 

 

 

 

Atención psicológica a la familia

Categoría: Alzheimer,ancianos,asistidos,dependencia,geriatrico,mayores,remolinos,residencia,tercera edad,zaragoza — Isabel Pereda @ 11:21 am 19 febrero, 2018

Cuando algunos de nuestros seres queridos sufre de alzheimer en la familia es necesario entender la gravedad del problema sin asustarnos.

A veces la familia requiere de ayuda de terceras personas para cuidar a su enfermo. Sin embargo hay dos maneras de atender las necesidades afectivas para la vida de la persona que sufre este proceso de demencia. Es su familia la que debe proporcionarle la seguridad de ser aceptado y querido, de no ser segregado ni abandonado debido a su enfermedad, y se le debe dar la seguridad de que el vínculo afectivo seguirá siempre con sus seres queridos durante el proceso de la enfermedad.

Todo este vínculo y soporte emocional por parte de la familia le dará mucha seguridad al enfermo ya que los familiares se harán cargo de mantener viva su memoria y su identidad.

Para todo este proceso la familia necesitará estar informada, asesorada y atendida por profesionales. Otro soporte es el de las redes de apoyo y grupos de apoyo familiares. En definitiva, familias en la misma situación que pueden ayudar y asesorar en todo este proceso compartiendo su experiencia.

Todo este impacto emocional y su proceso, y sobretodo el modelo de las intervenciones en las crisis familiares (los procesos de estabilización, desestabilización y readaptación) nos permitirá entender los momentos y procesos por los que pasará la familia. El caso más directo será el de la persona que cuida habitualmente al enfermo con demencia.

Es necesario para poder orientar otras intervenciones más específicas que se dan en cada caso. Podemos considerar estas cinco etapas:

  1. Fase predictiva: Es cuando alguno de nuestros familiares ha tenido ya esta enfermedad, es decir, que forman parte de la herencia genética. Una especie de miedo y preocupación que surge al pensar que esto nos puede suceder.
  2. Fase inicial de la enfermedad: Empieza con el primer diagnóstico y engloba todo el proceso de aceptación de la enfermedad.
  3. Fase intermedia: Aquí es cuando empezamos la organización de los cuidados del enfermo, es un momento muy tenso y crítico para las familias ya que hay que tomar decisiones en nombre del enfermo. Aquí aparece la figura del cuidador familiar.
  4. Fase de cuidados: Es la fase más larga, una travesía dura para el cuidador familiar, donde aparece el riesgo de aislarse socialmente o incluso la posibilidad de claudicar. Este proceso necesita concienciar al cuidador familiar para que aprenda a cuidarse y a delegar si es necesario. Obtener ayuda externa para que pueda sentirse más tranquilo y así pueda cuidar satisfactoriamente al familiar enfermo.
  5. Fase posterior a la muerte: Cuando nuestro familiar ha fallecido necesitaremos adaptarnos a la nueva situación y empezar un proceso de resocialización del cuidador familiar. La primera fase que abarca el primer año después de la muerte del familiar es la más difícil y de alto riesgo para la salud del cuidador familiar. Quizá es la atención psicológica la forma de tratar y procurar el alivio de todo el sufrimiento psíquico de los familiares. Un acompañamiento que les ayuda a superar las diferentes fases y retomar el camino de la vida lo mejor posible.

En Residencia Remolinos aconsejamos y seguimos el proceso de todas las familias que confían en nosotros para aliviar y facilitar este proceso cuando nuestros mayores sufren alzheimer.

Nuestro apoyo y nuestra atención resultan muy efectivos para todos los familiares y les ayudamos a entender y trabajar este proceso. De esta manera ellos pueden seguir adelante con ánimo y seguridad, sabiendo que tienen siempre nuestro apoyo.

 

Cómo podemos retrasar el envejecimiento del cerebro?

cerebroCualquier persona, sea mayor o no, sea válido o asistido, padezca demencia o alzheimer, o cualquier clase de dependencia, puede retrasar el envejecimiento del cerebro en función de las tareas que le hagamos realizar.

Se han realizado numerosos estudios sobre éste tema que confirman que el hecho de  mantener el cerebro activo, o sea, el realizar actividades tales como la lectura, la escritura, la realización de juegos mentales, etc… ayudan a que nuestro cerebro se mantenga joven. Por lo tanto, el hecho de ir añadiendo años a nuestro cuerpo…no implica que podamos hablar del inicio del fin de la vida, sino que debemos mantener una forma de vida que nos mantenga en actividad, con lo que ayudaremos a nuestro cerebro a mantener, e incluso, aumentar, nuestras capacidades cognitivas.

Es cierto que un porcentaje, se habla de un 25-30% , tiene relación con nuestra herencia genética, pero, lo cierto es que el estilo de vida que adoptemos ayudará a retrasar aquellas enfermedades a las que estamos predispuestos por nuestros genes.

La mejor manera de mantener el cerebro activo, como cualquier otro órgano, es utilizándolo, y se ha constatado que hay varias claves que colaboran en el proceso del envejecimiento de forma positiva:

-comer menos y de forma más saludable. Comemos más de lo que nuestro cuerpo necesita y producimos radicales libres que son nocivos para el cerebro y para todo nuestro cuerpo. La restricción de calorías es un instrumento que nos permite aumentar el número de neuronas que tienen relación con la memoria.

-hacer ejercicio físico. Así oxigenamos el cerebro y usamos nuestro cuerpo para lo que está diseñado, para el movimiento, no para permanecer “en el sofá” sin hacer nada.

-ejercitar la mente, no vivir solo, viajar, adaptarse a los cambios, conocer gente, aprender un idioma (con lo que sometemos al cerebro al desafío de aprender, de memorizar,… )

-intentar no sufrir estrés y desesperanza, encontrar la felicidad en aquellas pequeñas cosas que no habíamos considerado…

Nuestra intención, con las publicaciones que vamos insertando en éste blog, y desde su inicio, es el de tratar temas relacionados con la tercera edad, como el alzheimer,  las movilizaciones, la reminiscencia, la nutrición, los aspectos médicos,… informaciones que nos son válidas en nuestro trabajo, en la residencia para la tercera edad en Zaragoza , pero que considero que también os pueden orientar en vuestro domicilio a los que atendeis a una persona mayor.

Os invito a que si hay algún tema en particular que os interese, del que preciseis información para poder asumir esa labor en las mejores condiciones posibles, nos lo consulteis en nuestro correo residenciaremolinos@yahoo.es, desde dónde os atenderemos y os facilitaremos todo lo que esté en nuestras manos.

Algunos Consejos para conservar la memoria

SELECCIONAR 140Considero importante que todas aquellas personas que se han de hacer cargo de una persona mayor, tanto si es un anciano válido, o un anciano con mayor o menor nivel de dependencia, con demencia, alzheimer,  problemas de movilidad, … consideren la utilidad que les puede proporcionar las diferentes ideas que surgen de nuestro trabajo multidisciplinar en nuestra residencia de Zaragoza, así que hoy os daremos algunos consejos para conservar la memoria que esperamos podaís poner en práctica y con vuestra propia experiencia podais valorar hasta que punto pueden ser útiles.

En la sociedad actual tenemos asumido como cierto que la memoria disminuye a medida que pasan los años, tenemos en cuenta principalmente, el factor “edad” (como si una persona mayor de 90 años tuviera menos memoria que una persona de 70 años), pero de hecho, según parece, está en función de las tareas que vamos realizando. Hay factores que interviene en la pérdida de memoria, como por ejemplo, el nivel cultural, el estilo de vida, la capacidad de autocuidados, el disponer de servicios de salud,….

Como consejos útiles para conservar la memoria, a pesar del paso del tiempo, queremos destacar los siguientes:

-Llevar una dieta equilibrada

-Hacer ejercicio físico  3 ó 4 veces por semana

-Evitar el consumo de alcohol y/o tabaco

-Evitar situaciones de estrés

-Realizar alguna actividad mental: crucigramas, lectura, memorización,…

-Dormir entre 6 y 8 horas diarias

-Meditar y fomentar el uso de la imaginación

-No exponerse a situaciones de riesgo. Evitar ambientes contaminados.

-Poner atención

-Repetirse las cosas concretas, separando, sin memorizar gran cantidad de información

Creemos que todo lo expuesto os puede ser de utilidad y os invitamos a compartir con nosotros vuestra experiencia.

Como sabeis, en éste blog, tratamos temas como el alzheimer,  las movilizaciones, la reminiscencia, la nutrición, aspectos médicos,… dirigido a la atención en la tercera edad,  válido en geriátricos, pero también en casa, pero me gustaría saber si hay algún tema en particular que os interese. ¿qué problemas se os presentan en casa, en el día a día, con el cuidado de vuestros mayores? Nuestro trabajo es len la residencia de Zaragoza, pero pretendemos ofrecer una herramienta de consulta a todos los que precisan una orientación para cuidarlos en casa.

Pongamos freno al Alzheimer

En alguna ocasión hemos tratado el tema de la movilidad en los ancianos: http://residenciaremolinos.com/blog/consejos-para-que-el-denominado-grupo-de-la-tercera-edad-mantenga-al-maximo-la-movilidad/ sabemos que, realizar ejercicio físico mejora la flexibilidad, la resistencia, la fuerza,… pero en nuestra residencia de la tercera edad en Zaragoza, creemos que además de ejercitar la movilidad también hay que ejercitar el cerebro, consiguiendo de ésta manera que nuestros mayores, con mayor o menor grado de dependencia,  sean válidos o asistidos,  desarrollen en la medida de sus posibilidades, un envejecimiento activo.

IMG-20131017-WA0007

Pongamos freno al Alzheimer

¿qué tipo de ejercicios podemos hacer para ejercitar el cerebro? Sabemos que igual que la actividad motriz desarrolla nuestro físico, la actividad cerebral mejora la memoria, la percepción visual, la atención, la concentración, la capacidad de recordar, la velocidad de reflejos, habilidades para la resolución de problemas,…

Os especificamos algunos ejemplos de ejercicios para que, mediante el establecimiento de nuevas conexiones nerviosas ayudemos a desarrollar las funciones cognitivas.

 *Caminar. Hagámoslo a diario: la actividad física provoca un aumento de flujo sanguíneo en el cerebro, con lo que aportamos más oxígeno y nutrientes a las redes neuronales.

*Mover los dedos de los piés. Al despertarnos, en la cama, podemos ir moviendo los dedos de los piés de uno en uno durante unos minutos. Este ejercicio hace que el cerebro esté más alerta y produce mayor energía para andar y deambular.

*Usar la mano contraria. Realiza actividades de la vida diaria con la mano que no es la dominante (la zurda en casos de diestros y la diestra en los zurdos)

*Actividades nuevas. Realiza actividades o juega a juegos que nunca hayas practicado

*Puzzles. Intenta hacer un rompecabezas lo más rápido que puedas, cronometrando lo que tardas y vuelve a repetirlo para ver si mejoras en tiempo.

*Lenguaje. Intenta aprender una palabra nueva del diccionario cada día e intenta utilizarla en tus conversaciones.

*Vocabulario. Escoge una palabra de un periódico, de las noticias, de una conversación.. e intenta encontrar 5 palabras que empiecen por la misma letra.

Sabemos que, aunque es más fácil en los niños, los adultos también podemos crear nuevas redes neuronales. Es cuestión de proponérselo y hacer cosas diferentes para estimular el otro lado del cerebro, de forma que lo mantendremos ágil y crearemos nuevos patrones de actividad en nuestras neuronas.

Consejos para que el denominado grupo de la tercera edad mantenga al máximo la movilidad

Realizar ejercicios es una buena forma de prevenir la inmovilidad y así también disminuimos el riesgo de evolución a la fragilidad

Realizar ejercicios es una buena forma de prevenir la inmovilidad y así también disminuimos el riesgo de evolución a la fragilidad

En la experiencia adquirida en nuestro trabajo en la residencia de la tercera edad en Zaragoza, hemos constatado que muchos mayores, presentan problemas de movilidad .

En muchas ocasiones vemos a personas mayores en sillas de ruedas o desplazándose con un andador, pero muchas veces no es consecuencia de una enfermedad sino que es consecuencia de moverse menos, de caminar menos, de llevar una vida sedentaria, con lo que a nivel de movilidad empiezan a padecer las consecuencias.

Algunos de los síntomas que se aprecian en esa vida sedentaria, que limita el movimiento, son:

-falta de movilidad y equilibrio

-atrofia muscular

-falta de fuerza

-fatiga por disminución de la capacidad de respirar

-problemas para caminar por sus propios medios

-estados depresivos

¿Qué podemos hacer para mantener la movilidad de nuestros mayores?:

 1-Motivarlos para caminar y moverse todos los días un poco, siempre acompañados

2-Practicar algún deporte, cuando todavía están sanos, como el tai-chi, yoga, Pilates,…

3-Si la falta de movilidad no es consecuencia de alguna patología y sobretodo, si padece artrosis, artritis, reuma,…se le puede hacer ejercitar los músculos en casa, por ejemplo caminando alrededor de una mesa a fin de no empeorar.

4-Ejercitar brazos, hombros, manos, piernas, cuello…con ejercicios suaves

5-Estimular a la persona mayor para que realice por sí misma las actividades de la vida diaria…(vestirse, lavarse, desnudarse, comer,..) aunque sea a un ritmo más lento

6-Hacerle realizar ejercicios respiratorios

7-Realizar manualidades a efectos de potenciar la coordinación

Como ya sabemos: mejor prevenir que curar. Realizar ejercicios es una buena forma de prevenir la inmovilidad y así también disminuimos el riesgo de evolución a la fragilidad. Es tan beneficioso trabajar en éste sentido que aumentamos la capacidad cardiovascular, disminuye la ansiedad, evitamos la depresión y la agresividad, reforzamos la musculatura y la densidad ósea y sobretodo favorecemos la socialización.

Las personas mayores que han hecho deporte o ejercicio desde siempre envejecen mejor y con mayor calidad de vida y presentan una menor incapacidad funcional.

7 aspectos a tener en cuenta para Cuidar al cuidador

 

el cuidador sobrelleva una sobrecarga, no sólo física (de esfuerzos que ha de realizar), sino también emocional, psicológica,…

el cuidador sobrelleva una sobrecarga, no sólo física (de esfuerzos que ha de realizar), sino también emocional, psicológica,…

Lo habitual es que alguien de la familia se responsabilize de cuidar y atender, en el domicilio, todas las necesidades de esa persona del denominado grupo de la tercera edad  que por diversas circunstancias (físicas, médicas,…) le han convertido en anciano con dependencia.

Esta dedicación implica “estar” 24 horas al día, los 365 días del año, sin descanso, prestando atención de forma continuada.

Nos encontramos con el problema de que, a menudo, el cuidador o cuidadora, sobrelleva una sobrecarga, no sólo física (de esfuerzos que ha de realizar), sino también emocional, psicológica,… lo que puede, y es sabido que ocurre a menudo, conllevar situaciones personales de ansiedad, de estrés, de agotamiento físico e incluso de depresión. Todo lo expuesto puede llegar a repercutir en la salud del cuidador.

Hay que tener en cuenta algunas cuestiones para que el cuidador pueda sobrellevar la carga de forma más relajada y tranquila:

 1) A efectos de no realizar esfuerzos ni tareas innecesarias, lo primerio que debemos saber es qué es lo que necesita la persona dependiente.

2) Organizarnos de forma que podamos tomarnos un tiempo de descanso y respetar ese tiempo que precisamos.

3) Nunca debemos auto-medicarnos, si creemos que necesitamos tomar algo hacerlo por estricta prescripción médica.

4) No dejar de lado las actividades que han sido gratificantes para el cuidador… buscar ese tiempo para seguir manteniendo las relaciones sociales.

5) Compartir con los demás miembros de la familia las actividades que nos gustan.

6) No descuidar nuestro aspecto físico.

7) Mantener el sentido del humor, aún ante los problemas que se nos presenten, lo que nos permitirá afrontar mejor cualquier situación difícil.

En caso de estrés, agotamiento, depresión,… debemos buscar ayuda. No sólo de las personas de nuestro entorno sino también de profesionales, quienes nos orientarán y nos podrán ayudar a aprender técnicas para mejorar la convivencia, para comunicarnos mejor con la familia, para descargar tensiones y para tener un mejor control a nivel emocional. Con todo lo expuesto será más fácil sobrellevar las dificultades en el día a día, tanto a nivel personal como grupal.

Desde que pusimos en marcha éste blog os hemos informado sobre alzheimermovilizaciones, reminiscencia, nutrición, aspectos médicos,… dirigido a la atención en la tercera edad,  válido en geriátricos, pero también en casa, pero me gustaría saber si hay algún tema en particular que os interese. ¿qué problemas se os presentan en casa, en el día a día, con el cuidado de vuestros mayores? Nuestro trabajo es en la residencia de Zaragoza, pero  pretendemos ofrecer una herramienta de consulta a todos los que precisan una orientación para cuidarlos en casa.

Entradas antiguas »

Contacto

Francisco de Goya, 11
Remolinos (Zaragoza)
976 618 540 - 669 195 956
residenciaremolinos@yahoo.es

Residencia Remolinos