Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Flickr Síguenos en Youtube Suscríbete por RSS

Consejos para que el denominado grupo de la tercera edad mantenga al máximo la movilidad

Realizar ejercicios es una buena forma de prevenir la inmovilidad y así también disminuimos el riesgo de evolución a la fragilidad

Realizar ejercicios es una buena forma de prevenir la inmovilidad y así también disminuimos el riesgo de evolución a la fragilidad

En la experiencia adquirida en nuestro trabajo en la residencia de la tercera edad en Zaragoza, hemos constatado que muchos mayores, presentan problemas de movilidad .

En muchas ocasiones vemos a personas mayores en sillas de ruedas o desplazándose con un andador, pero muchas veces no es consecuencia de una enfermedad sino que es consecuencia de moverse menos, de caminar menos, de llevar una vida sedentaria, con lo que a nivel de movilidad empiezan a padecer las consecuencias.

Algunos de los síntomas que se aprecian en esa vida sedentaria, que limita el movimiento, son:

-falta de movilidad y equilibrio

-atrofia muscular

-falta de fuerza

-fatiga por disminución de la capacidad de respirar

-problemas para caminar por sus propios medios

-estados depresivos

¿Qué podemos hacer para mantener la movilidad de nuestros mayores?:

 1-Motivarlos para caminar y moverse todos los días un poco, siempre acompañados

2-Practicar algún deporte, cuando todavía están sanos, como el tai-chi, yoga, Pilates,…

3-Si la falta de movilidad no es consecuencia de alguna patología y sobretodo, si padece artrosis, artritis, reuma,…se le puede hacer ejercitar los músculos en casa, por ejemplo caminando alrededor de una mesa a fin de no empeorar.

4-Ejercitar brazos, hombros, manos, piernas, cuello…con ejercicios suaves

5-Estimular a la persona mayor para que realice por sí misma las actividades de la vida diaria…(vestirse, lavarse, desnudarse, comer,..) aunque sea a un ritmo más lento

6-Hacerle realizar ejercicios respiratorios

7-Realizar manualidades a efectos de potenciar la coordinación

Como ya sabemos: mejor prevenir que curar. Realizar ejercicios es una buena forma de prevenir la inmovilidad y así también disminuimos el riesgo de evolución a la fragilidad. Es tan beneficioso trabajar en éste sentido que aumentamos la capacidad cardiovascular, disminuye la ansiedad, evitamos la depresión y la agresividad, reforzamos la musculatura y la densidad ósea y sobretodo favorecemos la socialización.

Las personas mayores que han hecho deporte o ejercicio desde siempre envejecen mejor y con mayor calidad de vida y presentan una menor incapacidad funcional.

Sin comentarios »

Nadie ha comentado todavía.

RSS feed de los comentarios de este post. TrackBack URL

Dejar un comentario

Contacto

Francisco de Goya, 11
Remolinos (Zaragoza)
976 618 540 - 669 195 956
residenciaremolinos@yahoo.es

Residencia Remolinos