Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Flickr Síguenos en Youtube Suscríbete por RSS

Quemaduras e intoxicaciones medicamentosas

Categoría: ancianos,dependencia,geriatrico,mayores,remolinos,residencia,tercera edad,zaragoza — Isabel Pereda @ 10:54 am 14 marzo, 2018

Uno de los accidentes domésticos más comunes en la cocina es la quemadura. Las otras quemaduras comunes son las de la exposición al sol, y a esta hay que prestarle especial atención ya que muchas veces lo olvidamos ya que solemos estar entretenidos, de paseo o sentados en algún lugar. En el caso de las personas mayores la precaución debe ser mayor ya que su piel es más sensible.

Existen tres tipos de quemadura que se dividen en:

 

  • Las quemaduras de primer grado: afectan sólo la capa externa de la piel. Causan dolor, enrojecimiento e hinchazón.
  • Las quemaduras de segundo grado: afectan ambas, la capa externa y la capa subyacente de la piel. …
  • Las quemaduras de tercer grado afectan las capas profundas de la piel.

En estos casos la prevención deberá ser la norma para el cuidador. Pero en el caso que se produzca una quemadura el primer auxilio es la inmersión de la zona quemada en agua fría dejándola correr del grifo. Posteriormente aplicar compresas de agua fría. Nunca se deben aplicar cremas sin la indicación del médico.

 

Otro caso común en los mayores es el de las intoxicaciones medicamentosas.

Es muy peligroso dejar en manos de los ancianos la autoadministración de medicamentos, ya que se pueden dar casos como:

  • Hacer ver que se toman el medicamento metiéndolo en la boca pero escupirlo cuando nadie les observa.
  • Si tienen el pulso tembloroso pueden ingerir más cantidad de lo recomendado en el caso de las gotas, por ejemplo.
  • Pueden duplicarse o triplicarse la dosis para “curarse rápidamente”.
  • Puede decidir no tomar un medicamento después de leer el prospecto y tomar alguna droga indicada por vecinos o amigos porque “a ellos les va bien”.
  • Pueden confundir medicamentos con formas similares. Pastillas de un color con otras del mismo color pero diferente composición.
  • Dejar de tomar un medicamento porque les cuesta tragarlo o les resulta desagradable su olor o sabor.

Todas estas posibilidades son algunas de las más temidas por el cuidador que descuida este aspecto, pero una de ellas es sumamente frecuente y además letal si no se diagnostica a tiempo y se efectúa el tratamiento que le corresponde. Hablamos de los mayores que toman sedantes y que transcurridos unos minutos olvidan que los tomaron, haciéndolo otra vez. Estos fármacos tienen un efecto depresor en el sistema nervioso y esto les confunde aún más y como consecuencia continúan ingiriendo varias dosis más.

 

En caso de este tipo de intoxicación el primer auxilio es provocar el vómito, introduciendo los dedos en la faringe colocando al anciano en decúbito lateral. También podemos hacerles ingerir sal con agua templada lo que les producirá el vómito. Mientras tomamos estas medidas debemos llamar al médico de urgencia. Los elementos vomitados deberán mantenerse intactos hasta que los vea un profesional, ya que de esa forma podrá hacer un diagnóstico exacto.

Sin comentarios »

Nadie ha comentado todavía.

RSS feed de los comentarios de este post. TrackBack URL

Dejar un comentario

Contacto

Francisco de Goya, 11
Remolinos (Zaragoza)
976 618 540 - 669 195 956
residenciaremolinos@yahoo.es

Residencia Remolinos